X
Menu
La Posada del Duratón, Sebúlcor, Segovia.
© D. Sinova

La Solapa del Águila

Preciosa habitación presidida por dos camas de forja, con decoración rustica formada por elementos que complementados con su techo en madera crean un ambiente muy acogedor y sensación de amplitud, característica que posibilita la inclusión de hasta dos camas supletorias.

La historia de su nombre, “La solapa del Águila”, se debe a la cueva de difícil acceso, situada en la margen derecha del río, entre oquedades, pliegues y recovecos, Sus antiguos habitantes moradores del cañón, nos dejaron sus esquemáticas pinturas rupestres de brillantes colores en rojo y anaranjado y reflejo de un primitivo culto al sol.